martes, 14 de enero de 2014

PROCEDIMIENTO PARA ACTUAR EN AULA CON ALUMNOS CON TRASTORNOS DE CONDUCTA

Aunque desde el Departamento de Orientación sabemos perfectamente las circunstancias en las que trabajáis (número elevado de alumnos por aula, alumnado con patologías, características y niveles de competencia diversos, etc.), os facilitamos algunas técnicas de "modificación de conducta" que a la larga puede mejorar el comportamiento y la actitud en aula del alumnado.

  1. ESTABLECER CLARAMENTE LAS NORMAS DE LA CLASE.

Establecer con el grupo un conjunto de normas como por ejemplo:

  1. PERMANECER SENTADOS MIENTRAS SE TRABAJA.
  2. LEVANTAR LA MANO PARA PEDIR ALGO AL PROFESOR O PARA INTERVENIR.
  3. REALIZAR LA TAREA SIN MOLESTAR AL COMPAÑERO.
  4. SI SE NECESITA HABLAR, SE HARÁ EN VOZ BAJA.


Es conveniente que las reglas cumplan los siguientes criterios:

  • Que sean cortas y concretas.
  • Que no sean demasiadas (como mucho cinco o seis).
  • Que se lean/repasen colectivamente y no necesariamente cuando alguien se está comportando inadecuadamente.
  • Que estén construídas de forma positiva.


2. IGNORAR LA CONDUCTA INADECUADA Y ALABAR/REFORZAR LA CONDUCTA ADECUADA

A.IGNORAR LA CONDUCTA INADECUADA


No podemos estar prestando continuamente atención a las conductas inadecuadas que nos molestan a no ser que estemos ante una conducta de riesgo como que un alumno pegue a otro.
El aprender a "ignorar" es bastante difícil ya que tendemos a prestar atención a las transgresiones; por ejemplo, muchas veces en vez de ignorar decimos cosas como las siguientes:"María, estate quieta", "José, ya está bien de molestar", etc.
Las conductas que se deben ignorar no son solo las motoras como mover sillas o levantarse del asiento cuando se esta trabajando. También deben ignorarse los comentarios verbales que no estén relacionados con la tarea como conversar con otros alumnos cuando no está permitido, hacer ruidos extraños con bolis u otros objectos para llamar la atención, reir, etc.


Una observación sobre esta estrategia de "ignorar":

"Los comportamientos van a empeorar antes de mejorar"


"Profesor que ignora conducta-Alumno que reacciona haciendo todo lo posible para llamar la atención". Incrementará la intensidad, volumen y frecuencia de sus actos hasta saber que obtendrá respuesta. Así que no podemos abandonar. No podemos dejar que nos gane. Muchos lo hacen para buscar lo que quiere que los expulsemos y no estar en clase. Si conseguimos resistir, comprobaremos que en pocos días, la conducta inapropiada irá disminuyendo. Cuanto más firmes hayamos sido y menor atención hayamos prestado, obtendremos mejores resultados.

B.ALABAR LA CONDUCTA ADECUADA
Decíamos en el apartado anterior que tendemos a dar por supuesta la conducta adecuada y a prestar atención ante comportamientos inapropiados. La aplicación de esta técnica supone lo contrario. Consiste en sorprender al alumno cuando se comporta correctamente y hacer un comentario adecuado para recompensarlo aunque sólo sea un ligero inicio de esa buena conducta deseada.
Ejemplo: "alabar por":
- Centrarse en el trabajo individual
- Estar en silencio
- Prestar atención por momentos y seguir las instrucciones.
- Estar tranquilo o callado.


Los comentarios reforzantes deberían de ser lo más variados posibles. Al principio, puede tenerse la sensación de que alaba en exceso o de que suena "falso" pero esta situación es normal y se vuelve natural al pasar el tiempo. Se pueden utilizar gestos, sonrisas, ..., no sólo comentarios. También se ha comprobado que algún acercamiento físico como poner la mano en la espalda en un momento puede convertirse en un signo de aprobación.
Algunos ejemplos de comentarios reforzantes pueden ser:


- Me gusta como estas trabajando hoy.
- Te has ganado que te ponga un positivo
- Estás mejorando mucho.
- El cambio de actitud que estás teniendo es bueno para tí
- Tu conducta es la adecuada.
ETC


OTRAS TÉCNICAS: LA TÉCNICA DEL AISLAMIENTO


El aislamiento es una técnica muy utilizada para eliminar una conducta-problema. Consiste en separar al alumno del contexto en el que está ocurriendo la conducta anómala. Uno de los principales problemas que plantea en la etapa Secundaria es el de la elección del lugar. Por eso tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos:
  • Debe de ser un lugar donde no obtenga ninguna gratificación o refuerzo, de lo contrario la consecuencia a su comportamiento es agradable. El alumno tiene que "aburrirse". Muchas veces los aislados en el pasillo buscan a otros compañeros a los que contar su "aventura". Generalmente los pasillos son desaconsejables porque existen multitud de elementos distractores que no benefician en absoluto la eficacia de la técnica. Al no disponer de aula de convivencia, si decidís ponerla en práctica igualmente que sea por tiempos cortos (5 minutos, por ejemplo).
  • El alumno tiene que conocer la correcta dinámica entre salir de clase, permanecer en el lugar de aislamiento y volver a entrar a la clase de tal modo que el funcionamiento no quede a la improvisación y al descontrol.
  • Esta técnica es un castigo por lo que deberíamos utilizarla solo en casos de enfrentamientos graves profesor-alumno, cuando consideramos que la permanencia en el aula puede empeorar la situación.


PROCESO DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA


Muchas veces decimos que un alumno se porta mal pero no somos capaces de verbalizar las conductas que demuestra en concreto en el aula. Es muy importante que hagamos un esfuerzo y reflexionemos sobre ello. El "portarse mal" puede ser un conjunto de: hacer comentarios fuera de lugar, hacer ruíditos, molestar al compañero, levantarse, etc. Si no tipificamos esas conductas y las valoramos en conjunto, nunca podremos ir reforzando positivamente a un alumno. Siempre habrá algo que mejorar. Por eso los pasos a seguir podrían ser:


1. Observar el comportamiento del alumno.
2. Hacer una lista de conductas problema.
3. Ordenar la lista por orden de prioridades.
4. Señalar las conductas que primero deseamos modificar, aquellas en las que se puede obtener un resultado más rápido (las menos complicadas o las más frecuentes).
5. Elegir una o dos conductas para modificar y olvidar las restantes.
6. Hacer un plan sobre las medidas que se tomarán en caso de que el alumno funcione bien (positivas) y en caso de que lo haga mal (negativas).
7. Explicarle la situación en privado. Se trata de explicar al alumno las nuevas normas, no decirle por ejemplo, que la cosa va a cambiar porque "ya no me vas a tomar el pelo". Si decimos algo así y no somos capaces de mantenerlo, la derrota tendrá consecuencias muy negativas.
8. Ser constantes en su puesta en práctica.


En el Departamento de Orientación disponemos de modelos de registros de conducta por si queréis hacer esto de una forma sistemática.










No hay comentarios: