miércoles, 23 de noviembre de 2016

Debate Botellón

El pasado domingo seis alumnos del IES Miraflores participaron en un programa de radio en CADENA SER, "El Coruñés opina". El tema del debate era el botellón. Desde el Departamento de Orientación queremos felicitarlos por sus intervenciones y agradecer a Isabel Bravo la oportunidad que les brindó.

Las conclusiones que podemos extraer de ese debate es que existen dos tipos de problemas respecto al fenómeno "BOTELLÓN". Por una parte, el de orden público y, por otro, el consumo elevado de alcohol por parte de los jóvenes.

Respecto al problema del orden público, es normal que exista. A nadie le gusta interrumpir su descanso por el excesivo ruído, no gusta dar un paseo por los jardines de la ciudad un domingo y encontrarse basura, vómitos, mobiliario destrozado, etc.  Ahora bien, el problema fundamental y de base, desde mi punto de vista, está en un consumo excesivo, desproporcionado. Si bebes una cerveza o una copa, escuchas música, charlas con tus iguales, .... no tiene que darse un problema de orden público. Sin consumos abusivos, probablemente, los grupos de jóvenes recogerían su basura, la depositarían en los contenedores, no destrozarían el mobiliario, etc.

Como en todo buen debate, hubo que buscar culpables y, como de costumbre, nos equivocamos en nuestros planteamientos. Cualquier problema se soluciona tomando conciencia por parte de todos los implicados y buscando soluciones consensuadas. La mayoría de las familias no son culpables de que sus hijos puedan salir a las 8 de la tarde a dar una vuelta y se les venda alcohol o tabaco porque aparentan mayores; los docentes no somos los culpables de este tipo de comportamientos, de hecho nunca se ha dado más información sobre las drogas, nunca se ha hecho tanta prevención; las fuerzas de seguridad o las entidades que nos gobiernan tampoco son los máximos culpables de esta situación, se hacen ciertos controles, se han potenciado planes de ocio alternativo, etc.  A lo mejor deberíamos, sin intención de ofender a nadie, dejar las "culpas" para los cristianos y empezar a hablar de "RESPONSABILIDADES" y si nos fijamos somos responsables de vivir en una sociedad donde todo lo celebramos con alcohol y tabaco. Esto es lo que trasmitimos generación a generación. La menor de las responsabilidades corresponde a los jóvenes que lo único que hacen es llegar antes a su mayoría de edad, una mayoría de edad que también fomentamos con otras conductas como el acceso a los móviles y las tecnologías desde edades muy tempranas o poniéndoles la coronita de principes y princesas, rodeados de bolas y regalos, en las fiestas de cumpleaños.

Os dejo una foto muy chula de nuestros chicos.



No hay comentarios: